“Es importante que el odontólogo haga una revisión antes de comenzar el tratamiento de radioterapia para evaluar el estado de los dientes remanentes.”

La doctora Lucía Barallat es odontóloga especialista en periodoncia e implantología y trabaja en diversas clínicas dentales privadas en Barcelona. Se licenció en Odontología por la Universidad Complutense de Madrid en el año 2009 y posteriormente realizó un máster en la especialidad de Periodoncia en la Universitat Internacional de Catalunya. Ha participado en varios congresos de la Sociedad Española de Periodoncia, así como en congresos de ámbito internacional y ha publicado artículos en varias revistas especializadas. Actualmente colabora como profesora asociada en el Máster de Periodoncia de la Universidad Internacional de Catalunya.

Dra, Barallat, sabemos que los tratamientos de quimioterapia pueden producir complicaciones en la boca. ¿Nos puede explicar cuáles son las más comunes?

A nivel oral, la quimioterapia suele provocar efectos de carácter agudo que acostumbran a resolverse al finalizar el tratamiento. El efecto secundario más común de la quimioterapia es la mucositis, que en su forma leve se caracteriza por el enrojecimiento e inflamación de las mucosas orales y, en estadios más avanzados, por la presencia de múltiples úlceras, encías sangrantes y falta de saliva. Todo ello da lugar a un dolor intenso que dificulta la ingesta de alimentos por parte del paciente. La incidencia y severidad de la mucositis dependerá del estado de salud del paciente y del tratamiento que reciba.

¿Entonces, existe algún protocolo de actuación para reducir la mucositis?

Como actualmente no existen protocolos eficaces que eviten el desarrollo de la mucositis, es fundamental tomar una serie de medidas para reducir la frecuencia y severidad de las lesiones.

En primer lugar, es muy importante que el paciente oncológico acuda a la clínica dental antes de comenzar el tratamiento de quimioterapia para eliminar las infecciones dentales y periodontales (de las encías) preexistentes y reestablecer la salud oral. Así mismo, el paciente debe recibir instrucciones de higiene oral meticulosa para evitar el acúmulo de placa bacteriana que favorece la inflamación y el sangrado de las encías. Deben prohibirse el tabaco y el alcohol.

En estadios más avanzados, cuando el paciente presenta úlceras y dolor en las mucosas, es conveniente que evite alimentos ácidos, picantes, duros y/o muy calientes, porque son irritantes. Por otro lado, debe mantener la boca hidratada bebiendo mucha agua, haciendo enjuagues con cubitos de hielo y protegiéndose los labios con vaselina. En cuanto a la higiene oral, deberá utilizar pastas dentífricas de sabor suave y colutorios sin alcohol.

Y con la radioterapia, ¿cuáles son los efectos secundarios más frecuentes que se sufren en la boca?

Como las lesiones por radioterapia suelen localizarse en la zona de tratamiento, a nivel oral habrá que tomar medidas en el caso de que el paciente vaya a recibir radioterapia en la cabeza y/o el cuello. A diferencia de la quimioterapia, si el paciente recibe radioterapia en estas zonas, aparecerán complicaciones en el 100% de los casos y estas pueden ser de tipo agudo o permanente, lo que significa que las lesiones en los tejidos orales pueden persistir aunque haya finalizado el tratamiento. De forma inmediata el paciente puede presentar mucositis, alteración del gusto, dolor a nivel oral y xerostomía (falta de saliva). A medio y largo plazo pueden aparecer úlceras en la mucosa, dolor al tragar e incluso necrosis de los huesos maxilar y la mandíbula.

En este caso, ¿qué medidas hay que tomar para minimizar estos efectos?

Podemos dividir las medidas preventivas en los pacientes sometidos a radioterapia de cabeza y cuello en dos grupos:

  • Antes de comenzar el tratamiento: es de suma importancia que acudan a la clínica dental para recuperar la salud oral ya que muchos tratamientos dentales (como extracciones) no podrán realizarse hasta un año después de la última sesión de radioterapia. Así mismo, habrá que insistir al paciente para que deje de fumar.
  • Durante el tratamiento: debido a la falta de saliva, estos pacientes suelen desarrollar caries más fácilmente y por ello deben mantener una higiene oral exquisita –utilizando un dentífrico con alta concentración de flúor– y seguir una dieta baja en azúcares. Es importante que se hidraten bebiendo agua y que utilicen vaselina para proteger los labios. Durante la radioterapia, deberán acudir al odontólogo para revisiones periódicas cada 3 meses. También deberán evitar posibles irritantes como el tabaco o el alcohol, comidas ácidas y picantes o el uso de prótesis dentales removibles y aparatos de ortodoncia que podrían irritar aún más las mucosas orales.

¿Podría dar alguna recomendación para las personas que llevan algún tipo de prótesis dental?

Como ya he mencionado, es importante que el odontólogo haga una revisión antes de comenzar el tratamiento de radioterapia para evaluar el estado de los dientes remanentes. Si el paciente lleva una prótesis fija sobre dientes, la prótesis deberá estar bien adaptada y los dientes sin caries. En el caso de prótesis removibles, habrá que esperar a que desaparezcan las lesiones orales una vez  finalizado el tratamiento de radioterapia para hacer una nueva, puesto que las prótesis removibles irritan a la mucosa oral y podrían favorecer el agravamiento de las lesiones.

Para finalizar, ¿qué información le gustaría destacar?

La mucositis oral es una complicación relativamente frecuente en pacientes sometidos a radioterapia y quimioterapia que disminuye considerablemente su calidad de vida, debido a la malnutrición y deshidratación que se producen como consecuencia. Puede llegar incluso a limitar la tolerabilidad de los pacientes a la radioterapia y la quimioterapia. Por estos motivos es fundamental concienciar al paciente de la importancia de tener una buena salud oral antes y durante todo el tratamiento, con revisiones periódicas con el odontólogo y una intachable higiene bucal.

Muchas gracias por colaborar en nuestra formación continua y por tus consejos que seguro nos serán de gran utilidad.