La nación española vista por un catalán

Pueblos diversos con sus propias culturas, idiosincrasias y lenguas, bajo un mismo REY, bajo una misma CONSTITUCIÓN y bajo una misma BANDERA, forman la NACIÓN ESPAÑOLA.

Pueblos de ESPAÑA donde se habla el CATALÁN.
Pueblos de ESPAÑA donde se habla el GALLEGO.
Pueblos de ESPAÑA donde se habla el VASCUENCE.
Pueblos de ESPAÑA donde sólo se habla el CASTELLANO.

Para entender ESPAÑA, hay que entender y aceptar su diversidad.

Si ESPAÑA no se entiende PLURAL en su unidad, ya no es la ESPAÑA que forman todos los actuales pueblos de ESPAÑA. Actualmente, la invasión mediática desde el centro de España está haciendo bueno lo que un día se pretendió con el “una, grande y libre”. Actualmente, hay muchos a los que les gustaría que ESPAÑA fuese lo más castellana posible. Y esto no debería ser así, porque es precisamente lo que la mayoría de catalanes y por extensión vascos y gallegos NO quieren ser.

ESPAÑA no la forman solamente los pueblos de habla castellana, por mucho que se consideren la España auténtica, sino también los pueblos de habla catalana, vasca y gallega. Sin ellos no existe España. Sin Cataluña, el País Vasco y Galicia, no se puede pensar ESPAÑA.

La mayoría de Catalanes y por extensión Vascos y Gallegos no están por separarse del resto de los pueblos de ESPAÑA. Lo que sí desean es ser ellos y que se les deje ser ellos.  Que se les reconozca por lo que son, por su historia y por su lengua, y así todos unidos, pero no unificados formen la ESPAÑA de todos. A los que en Cataluña, Galicia o País Vasco se les denomina españolistas o constitucionalistas, se les debería llamar más bien castellanistas por confundir e identificar lo español con el nacionalismo castellano. Las crecientes ideas independentistas en algunos, deberían ser estudiadas para saber a qué obedecen, quien los provoca y por qué se producen. Un abrazo es siempre cosa de dos.

Qué grande sería ESPAÑA si todos los españoles se sintiesen orgullosos de que existan en ESPAÑA pueblos diversos con su nacionalidad, con su historia, con sus insignias, con sus culturas y con sus propias lenguas y que este hecho se supiera apreciar como un PLUS de ESPAÑA y no como un fracaso de la unidad nacional.

La constitución española, Artículo 2 dice:

“La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas”

La bandera española, asignatura pendiente

La bandera española tiene un problema en Cataluña y en el País Vasco.

La Bandera de la ESPAÑA plural, la Bandera de todos los españoles, ha sido secuestrada. No se puede ondear la Bandera de la ESPAÑA plural en Cataluña ni en el País Vasco, sin que te tachen de “facha”.

Un niño de siete años observaba como varios de sus amigos llevaban camisetas de manga corta con banderas de varios países, la norteamericana y la brasileña entre ellas –algo que por lo visto estaba de moda–, y le pidió a su tío que le regalase una camiseta con la bandera española. «Van a flipar mis amigos», dijo el crío.

El niño bajó al parque como una flecha, orgulloso de su prenda, con la ilusión que en esas cosas sólo pueden poner las criaturas. A los diez minutos subió descompuesto, avergonzado, a cambiarse de ropa. Su tío fue a verlo a su habitación, y allí estaba el chiquillo, llorando y con la camiseta arrugada en un rincón. «Me han dicho que soy un facha», fue el comentario.

¡Siete años!. Pobre criatura. Y no en el País Vasco, ni en Cataluña, ni en Galicia. ¡En la Manga del Mar Menor! provincia de Murcia. Definitivo.

¿Cuándo se podrá eliminar de la BANDERA ESPAÑOLA todas las connotaciones erróneas para que todos podamos reconocerla como nuestra bandera? o ¿ya no será eso nunca?

La lengua. Vehículo de comunicación

La lengua a promover prioritariamente en Cataluña, es el CATALÁN.  Lo lógico es que en Cataluña se hable, se escriba, se estudie en catalán, en el País Vasco en vascuence, en Galicia en gallego; y a su vez se estudie, se hable y se aprenda a escribir en CASTELLANO y que se dé la opción de utilizar en la administración pública ambas lenguas. Proteger la lengua materna de cada pueblo, es un deber histórico.

Los catalanes, vascos o gallegos no son españoles por hablar castellano, sino que son españoles por hablar en su propia lengua catalana, vasca o gallega.

Si la Constitución  reconoce como lenguas cooficiales del estado español el catalán, el vascuence y el gallego, no hay porqué castellanizar los nombres de las ciudades.

Qué gran paso se daría en democracia si todos los españoles entendieran algo de catalán y de gallego (imposible el vasco) y además de todas ellas incluido del vascuence se supiera, por educación, saludar y pronunciar correctamente nombres propios y ciudades. Pero qué difícil será esto, cuando  la mentalidad de muchos es que se deje morir poco a poco las lenguas cooficiales y que en toda España solo se hable en castellano.

En la hipótesis de que Felipe II hubiera establecido la capital de ESPAÑA en Lisboa, en lugar de Madrid y la lengua oficial peninsular hubiera sido desde entonces el portugués,¿los castellanos hubieran dejado de hablar y cultivar su lengua castellana? Por supuesto que NO.

Esto es lo que pretenden los catalanes, los vascos y los gallegos, que siga viva la lengua que heredaron de sus antepasados como parte que es del acerbo cultural de la NACIÓN ESPAÑOLA.

La constitución española, Artículo 3.3 dice:

“La riqueza de las distintas modalidades lingüísticas de España es un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección”

Fdo. Ricardo Fisas
18/02/2011